jueves, septiembre 09, 2004

Atheus

Atheus

Hace ya un tiempo que en son de broma he dicho que en el fútbol guatemalteco soy ateo. Hay tanta plata que se va en eso que asusta, bien se podría utilizar para pagar deuda externa, comprar lápices de colores y cuadernos para niños, patrocinar los estudios de alguien necesitado, etc. Desde la pasada eliminatoria para el mundial (cuatro años) que definitivamente dejé de creer en la selección, directivos y jugadores, entrenadores y utileros; todos viven de algo que no produce y encima de todo no ganan.

Luego de ver la cosecha de resultados de la selección en la eliminatoria y vivir con mi señor padre el primer partido de fútbol en los últimos cuatro años, logré recordar la costumbre de los césares romanos: Pan y Circo. Sólo así se puede justificar la plata que esto atrae, fuera de que el deporte es sano y que la entretención sana es la que el ser humano practica, ya que los que en cualquier caso hacen ejercicio son los de la selección, nosotros no (por lo menos no por el partido). Han sido tocados todos los estratos sociales con estas victorias, la neurosis colectiva que se vive es increíble. Da risa recordar los comentarios que se suelen decir luego de cada partido; si el marcador es adverso, se dice perdieron, sin embargo si es favorable se dice ganamos.


Quizá esto sea muy desordenado y no logre transmitir ninguna idea concreta, lo cierto es que mi deseo de contarles que embebido en el partido esos dos goles de anoche los grité a todo pulmón, indistintamente de lo que piense a la larga siempre sigo reaccionando como parte del conglomerado: me emocionó.

Esto me recuerda al poema del enamorado, alguna vez lo leí por don Rodrigo, no sé si es este pero se puede localizar en varios lugares de internet, el autor lo desconozco, en ningún lugar vi alusión al mismo.

El Enamorado...

¿Cómo puedes saber lo que es el amor si no eres hincha de fútbol?
¿Cómo puedes conocer el placer si nunca has dado una vuelta olímpica?
¿Cómo puedes saber lo que es morir un poco si nunca has recogido un balón dentro del arco?
¿Cómo puedes saber lo que es la amistad si nunca has tenido un balón en los pies?
¿Cómo puedes saber lo que es el arte si nunca le has hecho un caño a un contrario?
¿Cómo puedes saber lo que es la solidaridad si nunca has dado la cara por tu equipo?
¿Cómo puedes saber lo que es la gloria si nunca has visto ganar a tu ídolo?
¿Cómo puedes conocer el arcoiris si nunca has hinchado por tus colores favoritos?
¿Cómo puedes conocer la magia si no has visto una rabona?
¿Cómo puedes saber lo que es soñar si nunca has estado dentro de un campo?
¿Cómo puedes sentir frescura si nunca has salido de un estadio con el triunfo entre las manos?
¿Cómo puedes haber reído si no has visto a tu equipo en un Mundial?
¿Cómo puedes haber sentido un escalofrío si no has escuchado tu himno antes del pitazo inicial?
¿Cómo puedes conocer de alegría si nunca has sentido el apoyo del público?
¿Cómo puedes tener cansancio si nos has entrado entre los once?
¿Cómo puedes conocer la pasión si no has visto a tu equipo perder?
¿Cómo puedes conocer la poesía si no has visto a Maradona?
¿Cómo puedes alcanzar la gloria si nos has luchado?
¿Cómo puedes conocer el llanto si no has visto a tu goleador lamentarse frente a un arco?
¿Cómo puedes disfrutar del viento si no has visto el balón luchar con él?
¿Cómo puedes contemplar la lluvia si no has visto a tus ídolos batallar debajo de ella?
¿Cómo puedes alcanzar grandeza si no te atreves a perseguirla?
¿Cómo puedes tener victorias si no sabes lo que es competir?
¿Cómo puedes saber de la fama si no has visto a tu jugador sufrir por culpa de ella?
¿Cómo puedes conocer la libertad si no has tenido que tropezar con los obstáculos?
¿Cómo sabes de la gracia si no has visto a un chico correr tras un balón?
¿Cómo puedes conocer la culpa si no has errado en el momento menos esperado, frente a tus seguidores ?
¿Cómo puedes ver las estrellas si nunca has contemplado las que hay dentro de los campos?
¿Cómo puedes saber de la dicha si nunca has saboreado una victoria en el minuto 90, cerca del pitazo final?
¿Cómo puedes, en fin, estar entre nosotros, si no eres un enamorado?

Edwin Enrique Soria Juárez

No hay comentarios.: