lunes, enero 24, 2005

Sal II.1

Un amigo me hizo un par de observaciones (cada me siento menos poeta o quizá nunca lo he sido ni seré), era un poema flojo y fofo. Acá las modificaciones...

Sal II



¿Será la sal esencia de Dios?

¿Acaso existe Dios en la esencia de la sal?



Uniones eléctricas
ligas que soportan universos
aniones cationes
iones, nocivos en soledad
benévolos en la cópula
cloro sodio
babas eléctricas y
confederaciones atómicas

el sabor es a la sal
la luz es aDios
fuerzas de atracción
uniones todopoderosas


mundos inocuos
sabores fulminantes

cuerpos electrizados, equilibrio



Edwin Enrique Soria Juárez

2 comentarios:

sapiens dijo...

Sal II, ¿a causa mía? Danke!
no me parece flojo, sencillamente una etapa previa a Sal II (2a versión), un tipo de evolución en los poemas, inspiraciones distintas en distintos momentos... adelante!

Xand dijo...

Prefiero la sal sin segunda parte... La primera pizca fue suficiente.