miércoles, septiembre 28, 2005

Febris

Recién recibí una interrogante en los comentarios del blog: ¿Dónde andas? La respuesta trataré de balbucearla:

Estoy y he estado en varias partes últimamente. Guatemala, Cobán, Honduras, Choloma, Puerto Cortés, Río Coto. Sin embargo no he estado en mí.

La respuesta puede sonar retórica, más no lo es. He pensado más en los demás que en mí. He coqueteado demasiado con aquella frase: “Esto le pasa a todos menos a mí”, adviertiendo cierta singularidad en mi devenir, quizá cierto egocentrismo, acaso cierta creencia en la plusvalía de mis relaciones interpersonales y familiares.

Nunca he puesto algo más personal que esto acá, por eso es acaso que no suena así: a lamento. Por eso quizá es que no he podido escribir, no he producido nada en todo septiembre, incluso el último mensaje que puse es un poema que tiene ya su tiempo y que sólo lo saqué a relucir por cierto cierre de ciclo. Aniversarios que le dicen.

Ni si quiera he podido seguir con la corrección de mi libro de relatos. Perdí totalmente la acidez, la lucidez y la garra. Estoy cual dique seco, sin caudal para generar energía. Soy una hidroeléctrica sin sentido.

Lo único nuevo son fotografías algunas de ellas recién subí al fotoblog. Nada trascendental. Nada extraordinario. Siento que he perdido incluso la poca chispa que tenía para fotografiar. Las ganas incluso de parar mi cotidianidad, enfocar y disparar (la cámara, las armas son mis enemigas)

Quedo suyo, quedo seco.

EE S-J

2 comentarios:

Xand dijo...

Aún como un dique seco... Me hace falta leerte. Ya volverán los buenos tiempos amigo.

Saludos

Histéresis dijo...

Eso espero. Este aniversario del blog me vino en mal tiempo.

salú

EE S-J