viernes, junio 24, 2005

Pecciolus

Pecciolus

No me mirés más,
con esos senos huecos,
de pezones lumínicos

No me mirés más,
me deslumbra el fuego de tus senos
el resplandor de tus pechos huecos
agujerados de claridades rojo cereza

No me mirés más, perforás mis párpados

acaso no vés cómo me lastima tu luz
manantial que emana de pezones llenos de nada

acaso no vés cómo incandescen tus pezones de metal
pezones hartos de fulgor al rojo blanco

acaso tendré que absorber tu luz con la boca
tapar con mis fauces tus resplandores
raer con mis dientes tersuras y esplendores
tragar brillos y reflejos

tendré acaso, que alimentarme de tu fosforescencia a diario,
lumínica amante infinita con pezones de metal.

Edwin Enrique Soria Juárez

1 comentario:

Monica Morales dijo...

¡Qué bárbaro!!!... este poema está buenísimo!!!...

Me ha gustado bastante!

Saludos
Mony