lunes, enero 31, 2005

Somnus

Quiero recortarme los párpados,
que necios me obligan a dormir
acaso agujerarlos
y permitir que entre la luz
que ilumina tus pezones

Edwin Enrique Soria Juárez

Porta

No toques
insistes en vano
con el humo del cigarrillo
me han elevado las tres Marías
observa, somos cuatro ahora en Orión


Edwin Enrique Soria Juárez

martes, enero 25, 2005

Curtare

Escribir es cortar. Sábato

Curtare

Cortar, cortar, cortar, rasgar… Enfermera, otro bisturí que aún me falta que escribir.

Edwin Enrique Soria Juárez

Charta

Ver Limitellus

lunes, enero 24, 2005

Sal II.1

Un amigo me hizo un par de observaciones (cada me siento menos poeta o quizá nunca lo he sido ni seré), era un poema flojo y fofo. Acá las modificaciones...

Sal II



¿Será la sal esencia de Dios?

¿Acaso existe Dios en la esencia de la sal?



Uniones eléctricas
ligas que soportan universos
aniones cationes
iones, nocivos en soledad
benévolos en la cópula
cloro sodio
babas eléctricas y
confederaciones atómicas

el sabor es a la sal
la luz es aDios
fuerzas de atracción
uniones todopoderosas


mundos inocuos
sabores fulminantes

cuerpos electrizados, equilibrio



Edwin Enrique Soria Juárez

viernes, enero 21, 2005

Sal II

¿Será la sal esencia de Dios?

¿Acaso Dios esencia de sal?

Uniones eléctricas
ligas del mundo
aniones cationes
nocivos en soledad
benévolos en la cópula
cloro sodio
matrimonios estrambóticos
babas eléctricas
confederaciones atómicas

sal de la tierra
luz del mundo
fuerzas de atracción
unión de dioses
babas eléctricas
confederaciones atómicas

mundos inocuos
sabores fulminantes
electrostáticas


Edwin Enrique Soria Juárez

martes, enero 18, 2005

Maturus

Al inicio pensé intitular este escrito con la voz del latín Prudentia. Tengo el eco en la memoria, que en más de alguna ocasión se me recomendó manejar con prudencia. Pues resulta que además de ser parte de las cuatro virtudes cardinales: prudentia, iustitia, fortalessa, temperancia (prudencia, justicia, fortaleza y templanza), es la capacidad de discernir y distinguir lo bueno o malo, para seguirlo o huir de ello. Es decir, nos hace conocer y practicar los medios más conducentes para obrar el bien. Con lo cual sería un sustantivo adecuado.

Sin embargo, maturus (maduro) adjetivo que sobreviene en el sustantivo madurez, quizá resulte un sinónimo de prudencia (buen juicio, sensatez) adecuado.

Hipótesis: es necesario acaso, ser únicamente marudo/sensato/prudente para no sufrir accidentes. No.

Acaso ayudará, pero no es lo único que nos librará de un accidente. Hay que estar avispado, sereno y encomendado a todos lo santos y la flor de izote. Son fracciones de segundo en donde la observancia de las señales viales, nuestra pericia y el caos vial nos llevan esto remolineando por el caño del retrete.

Hay inventos del hombre que se hacen necesarios en esta modernidad para desempeñar nuestra vida, hay “lujos” que resultan en peligros, existen elementos de la modernidad que nos hacen apartar la vista de la actividad principal que realizamos, la tecnología es nuestro pan y nuestra ruina, como los teléfonos celulares o la radio.

Sólo al hombre se le ocurre cruzar fronteras físicas (no pongo limitaciones porque van a decir que estoy siendo negativo y me van a inundar de pensamientos de positivismo y presentaciones de Cohelo) con las cuales pone en riesgo su propia integridad.

Sólo el hombre se destruye y lastima a sí mismo y a su especie de manera innecesaria, inútil y perversa con sus propios inventos y descubrimientos. Sólo el hombre.

Sirva pues este tropiezo automovilístico para modificar mis costumbres, cultivar mi prudencia y afianzar mi madurez.

jueves, enero 13, 2005

Sal

Qué es lo que tiene la sal
que en todo se encuentra.
Cristalina, crepitante en el fuego
soluble en el agua,
en el llanto, el sudor y la mar.

Qué tiene la sal que hasta brota del ser humano
cuánto tendrá que contar
qué tanto habrá visto y callado
mientras es vertida en la tierra
en mares, lágrimas y sudor.

Edwin Enrique Soria Juárez

P.D. Tengo un buen tiempo de sequía de letras, esto es lo primero que me gusta luego de unas cuantas vacas flacas. ¿qué les parece?

martes, enero 04, 2005

Veclus

Hoy es un buen día para envejecer

Ambos dispuestos
diseccionamos el amor
secuestramos el calendario
y asesinamos las agujas del reloj…

vos, sentada acá: en mis piernas
yo,
colgado de una nube
pensando en idioteces
a causa de la resaca nupcial.

Edwin Enrique Soria Juárez